Científicos descubren que la mala salud oral en ancianos puede terminar en demencia



Tiempo de lectura: 2 minutos

Según los últimos reportes que ha presentado la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para el año 2050 se estima que de cada 85 personas se diagnosticara una con deficiencia cognitiva o demencia; algo muy alarmante que concuerda con el reciente estudio donde se asocia las deficiencias cognitivas con la salud oral.

El estudio que fue publicado en la revista «Nature Report», fue realizado por investigadores sur coreanos que recopilaron datos del Servicio Nacional de Seguro de Salud de Corea (NHIS), y los estudiaron afondo, determinando de esta manera que la salud oral está muy fuertemente asociada con la deficiencia cognitiva o demencia en los seres humanos. Algo que concuerda también con un estudio de 4 años realizado en Japón durante el 2018, en donde también se determino que la pérdida de dientes era un factor de riesgo importante para la disminución de la función cognitiva en los de 50 a 80 años. Deficiencia cognitiva y sus posibles causas.

Desde hace muchos años atrás se ha determinado que la demencia es una enfermedad que causa la pérdida de la función cognitiva en las personas, afectando de esta forma en la capacidad de realizar actividades de la vida diaria y participar en la actividad social. Así mismo, también se ha determinado que las causa más comunes por la cual, se presenta esta enfermedad están relacionadas con el bajo nivel educativo, el tabaquismo, la inactividad física, la depresión, la hipertensión en la mediana edad, diabetes mellitus y la obesidad leve.

La investigación que se centro en recopilar los datos de incidencia de la demencia sobre pacientes de diferentes edades y géneros con deficiencia cognitiva revelo que la prevalencia de la demencia es mucho mayor en mujeres que en hombres y en sujetos mayores independientemente del sexo. Al igual la demencia es significativamente menos común en sujetos con periodontitis que en aquellos sin periodontitis y significativamente más común en aquellos con prótesis removibles. De esta forma, todos estos factores influenciados por el estado emocional del anciano como resultado de una mala higiene oral y perdida de dientes, elevan en gran manera las probabilidades de que estos puedan padecer deficiencia cognitiva cuando entran a una edad comprendida entre los 50 y 80 años. Por lo tanto, es de vital importancia que tengamos en cuenta el cuidado de nuestra salud oras desde una edad temprana como habito diario para que evitemos estos factores que podrían interferir en nuestras capacidades cognitivas o arrojarnos a la demencia.

Etiquetas: , , ,