Hace más de dos mil años estos petroglifos en piedra fueron usados como mapas geográficos en México



Aunque la invención de los mapas se ha considerado como uno de los grandes logros de la antigua Grecia en torno al 520 a. de C, algunos descubrimientos y relatos alrededor del mundo hacen ver que numerosos pueblos nativos utilizaron algunas formas de mapas muchos siglos antes del apogeo de Grecia, así lo demuestra el descubrimiento de petroglifos en piedra que fueron usadas como mapas geográficos en México.

Según lo ha revelado un equipo de investigación del Instituto de Antropología e Historia de México (INAH), han encontrado algunos petroglifos que fueron tallados minuciosamente sobre una piedra volcánica para ser utilizadas hace más de dos mil años por los pueblos prehispánicos de la región de Colima en México, como mapas geográficos rudimentarios de mucha precisión.

Piedra-mapa’ hace más de dos mil años, en Colima. Foto: Arqlgo. Rafael Platas Ruiz.

Petroglifo usado como ‘piedra-mapa’ hace más de dos mil años, en Colima .Foto. Arqlgo. Rafael Platas Ruiz.

La piedra que alberga estos minuciosos tallados, en su parte más alta mide 1.70 metros de altura, posee un ancho irregular de entre 2.12 y 2.77 m, un espesor de entre 60 centímetros y 1.70 metros en un eje de aproximadamente 20° al noreste, orientada hacia el coloso volcán de fuego.

Los investigadores creen que estos petroglifos cuyos diseños se asocian a la tradición ‘tumbas de tiro’, fueron tallados sobre estas rocas entre los años 200 a.C. y 200 d.C.  y se utilizaban como mapas debido a que en su superficie principal se tallo figuras que representarían aldeas, así como líneas asociadas con veras hidrológicas y accidentes orográficos.

Por medio de estudios, los investigadores del INAH pudieron corroborar que los petroglifos tallados en la piedra poseen diseños y patrones, por lo cual se trataría sin duda alguna de una ‘piedra-mapa’, utilizada para representar el paisaje orográfico y geográfico de la ladera sur del volcán de fuego.

Los investigadores creen que estas formas de petroglífo sobre rocas con varios diseños y acabados que representarían barrancas, escurrimientos y ríos que bajan del promontorio geológico del volcán de fuego; es una de las pruebas que demuestran como hace más de dos mil años atrás los pueblos prehíspanos habían desarrollado un gran avance técnico que le permitía conocer con exactitud su región geográfica, como lo hacemos nosotros hoy en día con la cartografía.

Imagen principal. Foto ilustrativa (Piedra-mapa de hace más de dos mil años, en Colima). Foto: Arqlgo. Rafael Platas Ruiz.

Etiquetas: , , , , , ,