Imagen ilustrativa de Ellen en Pixabay

En muchas ocasiones nos preguntamos:

¿Por qué desaparecen los osos cuando desaparecen de los bosques?

¿Qué les sucede a los osos cuando desaparecen de los bosques?

Realmente es una cuestión que ha muchos nos inquieta y a otros no les llama mucho la atención ya que es un simple fenómeno de la naturaleza.

La desaparición de los osos de los alrededores de los ríos y las llanuras donde usualmente se mantienen escarbando se debe a un fenómeno natural en el ciclo de vida de algunos animales, el cual se denomina hibernación.

Pero, la cuestión realmente seria determinar  ¿Qué es la inervación?

La hibernación se conoce como la capacidad que tienen ciertos animales para adaptarse a condiciones climáticas extremadamente frías, puede asemejarse a un estado de hipotermia regulada durante algunos días, semanas o meses, lo cual les permite conservar su energía durante el invierno. Dado a este proceso biológico que sufren algunas especies de animales en su metabolismo como mecanismo de adaptación, el equilibrio se mantiene en muchos ecosistemas.

Durante el invierno muchas poblaciones se renuevan mientras sus depredadores invernan. Este es un claro ejemplo de las zonas donde los osos cohabitan.

Mientras los bosques comienzan a sufrir la desaparición repentina de los osos y otras poblaciones de animales que invernan, al mismo tiempo comienza un rápido proceso de adsorción de nutrientes de la vegetación, lo que le permite crecer en la siguiente estación de forma rápida para que estos comiencen nuevamente con su tarea de recolectar grasas y energía para la siguiente estación.

Durante la hibernación el metabolismo de los animales decrece hasta un nivel muy bajo, además de tener una temperatura corporal y una frecuencia respiratoria inferior a lo normal. Durante este periodo utilizan las reservas energéticas almacenadas en sus cuerpos durante los meses más cálidos. Este fenómeno, en su grado más alto, es característico de los animales homeotermos (de sangre caliente) como los osos pardos, pero también en los animales de sangre fría (poiquilotermos) como las mariquitas se han observado cambios similares. No todos los animales emplean el mismo método para hibernar; esto depende de su tipo de sangre y otras características.

De esta forma podríamos decir que los osos realmente no desaparecen, sino que se esconden en cuevas y algunos troncos de las arboles para soportar la larga estación invernal.

Deja una respuesta