Descubren importante hallazgo en la tumba de un guerrero celta



Recientemente un equipo de investigadores ha desenterrado de una tumba de 2.200 años de antigüedad pertenecientes a un guerrero celta masculino, objetos arqueológicos de mucho valor histórico y cultural, considerados como uno de los hallazgos más importantes ‘del milenio.

El descubrimiento publicado en la revista Antiquity, fue realizado por un grupo de arqueólogos en un sitio de entierro originalmente descubierto en 2018, cerca de la ciudad de Pocklington de Yorkshire en Reino Unido. Los cuales han desenterrado de una tumba de 2.200 años de antigüedad pertenecientes a un guerrero celta, un escudo ornamentado de alto valor histórico, descrito como “el objeto de arte celta británico más importante del milenio”.

Restos del guerrero celta desenterrado. Créditos: MAPA práctica arqueológica.

El valioso escudo está muy bien ornamentado a diferencia de otros hallazgos similares encontrados en otros lugares años anteriores, por lo cual se le ha considerado como de mucho valor histórico y uno de los hallazgos más importantes del milenio.

El escudo restaurado. Créditos: MAPA práctica arqueológica.

Las características que hacen de este objeto arqueológico de guerra es su estilo, el cual hace parte del arte temprano celta, conocido como La Tène. También su borde festoneado inusual y un diseño de triple espiral llamado Triskele, lo convierten en un objeto histórico de mucho valor; además, la presentación de cualidades orgánicas como las conchas de moluscos, lo hacen de mayor valor histórico.

Según lo han explicado los investigadores, el escudo que posee una medida de 75 centímetros o casi 30 pulgadas de ancho, habría sido creado martillando una lámina de metal de bronce desde abajo. Perteneció a un guerrero celta que tenía más de 40 años aproximadamente cuando murió, en algún momento alrededor de 320-174 a. C. en lo que hoy son las cercanías de la ciudad de Pocklington de Yorkshire en Reino Unido.

Además, los científicos también han explicado que la tumba donde se desenterró el escudo, también presenta lo que parece ser un carro, completo con caballos, que al parecer fueron sacrificados para el entierro. Por lo tanto, el descubrimiento es una ventana para que los científicos conozcan más de cerca como era la cultura de hace unos 2.200 de años atrás.

Foto principal. El escudo restaurado. Créditos: MAPA práctica arqueológica.

Please follow and like us:
0
20
fb-share-icon20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *