Estas pinturas rupestres de 8.000 años al norte de África nos revelan una historia increíble de este lugar



Tiempo de lectura: 3 minutos

El desierto del Sáhara abarca la mayor parte de África del Norte, extendiéndose desde el océano Atlántico, has partes de la costa del mar Mediterráneo y el mar Rojo; es considerado como el mayor desierto de nuestro planeta, una región que en la práctica es muy parecida a los bastos desiertos arenosos del planeta Marte. Sin embargo, esta región del norte de África no fue un basto y estéril desierto todo el tiempo, pues así nos lo cuentan las pinturas rupestres de Tassili n’Ajjer.

Las pinturas rupestres de Tassili n’Ajjer, son relieves pintados sobre las rocas de animales, hombres y numerosas actividades culturales que realizaban las personas que poblaron lo que ahora es el mayor desierto sobre la faz de la tierra. En la actualidad son parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, las cuales se ubican al norte de África en Argelia.

Arte rupestre de Tassili n’Ajjer en Argelia. Créditos: Gruban.

 

Pintura rupestre de las montañas Tassili n’Ajjer. Créditos: Escaneado por Szilas del libro JM Roberts: Asia oriental y Grecia clásica.

 

Arte rupestre de Tassili n’Ajjer en Argelia. Créditos: Patrick Gruban de Munich, Alemania.

 

Arte rupestre de Tassili n’Ajjer en Argelia. Créditos: José-Manuel Benito Álvarez.

 

Arte rupestre de Tassili n’Ajjer en Argelia. Créditos: Akli salah.

 

Norte de África. Vista de satélite de Tassili n’Ajjer. Créditos: NASA World Wind.

Arte rupestre Tassili n’Ajjer y la vida de hace 8.000 años en el norte de África.

Las pinturas rupestres de Tassili n’Ajjer, deben este nombre a una lengua tribal muy antigua conocida como «bereber». La palabra Tasili n Ajjer, en esta lengua se hace referencia explícita a la planicie de los ríos.

En la actualidad Tassili n’Ajjer se encuentra en la meseta de Tassili, un área montañosa en pleno desierto del Sahara, en el sudeste argelino. Una de las regiones mas secas y estéril del mundo en la actualidad, sin embargo las pinturas revelan que en un pasado muy remoto la vida aquí no fue así.

Las pinturas están compuestas por más de 15.000 muestras y grabado rupestre, convirtiéndose en una de las más importantes y ricas manifestaciones artísticas procedentes del Paleolítico superior y del Neolítico. Además, estas pinturas reflejan la verdadera realidad de lo que fu el norte de África, una región que hoy muere bajo la desertificación por que la tierra a perdido todo indicio de poder sostener en este lugar grandes pastizales y bosques como lo fue hace unos 8.000, años atrás.

En estas pinturas se puede ver claramente ganado vacuno, grandes jirafas, camellos y una gran interacción social. La presencia de estos animales podría revelar a los ambientalistas la verdadera naturaleza que vivió en este lugar; como es el caso de las jirafas que deben consumir una gran cantidad de alimento vegetal para vivir, al igual que también el ganado vacuno requiere de mucha vegetación para mantenerse.

También existen especulaciones sobre estas imágenes, debido a que en ellas existe retratos que muestran unos hombres mucho mas altos que otros, como si de otros seres humanos se tratase. Sin embargo, no se puede comprobar esta hipótesis, simplemente se debe aceptar que esta región que ahora ostenta el titulo de ser el mayor desierto de la tierra, fue un lugar muy diferente en donde muchas culturas florecieron grandemente hasta desaparecer en el tiempo.