Descubren en Rumanía una nueva especie de ciempiés troglobiont en un ecosistema subterráneo tóxico



Tiempo de lectura: 2 minutos

La vida en la tierra se ha adaptado sorprendentemente a los lugares más inhóspitos, como es el caso de una increíble y fascinante historia de una nueva especie de ciempiés troglobiont que es el rey de un ecosistema tóxico en una cueva de Rumanía.

Según un nuevo estudio publicado en la revista de fomento científico en la Zoología ‘ZooKeys’, un equipo de investigadores se adentro en las profundidades de la cueva Movile en el sureste de Rumanía y se sorprendieron al descubrir un ecosistema en un ambiente tóxico y reinado por un gigantesco ciempiés troglobiont.

Explorando la cueva. (Mihai Baciu, GESS LAB, Mangalia)

La Cueva Movile está ubicada al sureste de Rumanía, posee un ambiente bastante inhóspito al cual no llega luz solar y el aire está lleno de gases venenosos. Sin embargo, algunas especies han aprendido a vivir y reinar en este ambiente hostil, como es el caso de la nueva especie de ciempiés ‘Cryptops speleorex’.

Los exploradores han detectado en el interior de esta cueva una ausencia de oxígeno equivalente a la mitad del nivel normal de oxígeno en el aire y mucho sulfuro de hidrógeno, metano, amoníaco y dióxido de carbono; por lo cual, los viajes hacia el interior de la cueva deben ser breves para los investigadores.

Está cueva en Rumanía estuvo aislada durante millones de años debido al difícil ascenso hasta ella. Pero ahora los investigadores están explorando su interior y se encuentran con éstas sorprendentes especies en su hostil interior.

El Cryptops Speleorex, nombre con el cual los científicos han bautizado a la nueva especie puede traducirse como el ‘rey de la cueva’, debido a que este gigantesco ciempiés troglobiont es el animal que predomina en este ecosistema de cavernas con ausencia de la luz solar.

Los investigadores han podido determinar que la nueva especie ‘Cryptops speleorex’ puede llegar a crecer hasta 52 mm (2 pulgadas) de longitud y es un feroz depredador.

Pará los científicos el descubrimiento de Cryptops speleorex, es de suma importancia debido a que explica cómo funciona esta cadena alimenticia al interior de la cueva que hasta el momento cuenta con 35 especies, y es probable que hayan muchas más en esta fascinante red subterránea.

Además, los investigadores también han reportado el hallazgo al interior de la cueva de otras criaturas como escorpiones de agua, sanguijuelas y arañas diminutas. Las cuales dependen de los nutrientes que proporciona la oxidación de los gases, incluidos el metano y el azufre por parte de las bacterias.

Un fascinante ecosistema que constituye una cadena alimenticia en donde sus bases son estos gases tóxicos, algo que hasta el momento no se ha registrado en otro lugar de la Tierra.

Por el momento, los investigadores continúan con sus investigaciones dado a que la cueva en su totalidad no se ha explorado y se espera que se descubran otras especies más. Quizás alguna de mayor tamaño que el ciempiés Cryptops Speleorex y lo reemplacé como el rey de éste inhóspito lugar en lo profundo de la oscuridad subterránea.

Imágen superior. Foto ilustrativa ( El ‘rey de la cueva’ examina su dominio). Creditos: Mihai Baciu, GESS LAB, Mangalia.