El humanismo, una nueva visión del ser humano y del mundo



Tiempo de lectura: 3 minutos

Entre el siglo XV y una parte del XVI, las artes y el pensamiento tuvieron un periodo de esplendor llamado Renacimiento, que significa «volver a nacer». El humanismo fue un movimiento intelectual europeo que esta muy ligado al Renacimiento.

Cuando la cultura occidental ha tratado de buscar sus raíces, aparece siempre el humanismo . Esto es lo que sucedió en el Renacimiento: la vuelta a la antigüedad no fue sino la justificación de una nueva concepción del hombre, «el hombre universal». También en la Ilustración , con esa búsqueda kantiana formulada en la pregunta «¿qué es el hombre?». También el nacionalismo es un signo de identidad cultural, pero particular, excluyente y acrítico. El vínculo de unión es siempre emotivo y sentimental, basado en unos rasgos comunes que sólo unos pocos pueden compartir. Por el contrario, el humanismo es universal, integrador y crítico; se refiere a todos los hombres y se basa en la razón.

El término humanismo se usa con gran frecuencia para describir el movimiento literario y cultural que se extendió por Europa durante los siglos XIV y XV. Este renacimiento de los estudios griegos y romanos subrayaba el valor que tiene lo clásico por sí mismo, más que por su importancia en el marco del cristianismo. Entre 1440 y 1530 aproximadamente, en algunas de las ricas ciudades del norte de Italia comenzó a desarrollarse un movimiento cultural relacionado con la imagen del mundo que tenían los burgueses: el humanismo.

El hombre vitruviano de Leonardo da Vinci, ca. 1490 . Paris Orlando CC BY-SA 4.0

El concepto polisémico de humanismo, el cual  se aplica tanto al estudio de las letras humanas, los estudios clásicos y la filología grecorromana; como a una genérica doctrina o actitud vital que concibe de forma integrada los valores filosóficos. Por otro lado, también se denomina humanismo al «sistema de creencias centrado en el principio de que las necesidades de la sensibilidad y de la inteligencia humana pueden satisfacerse sin tener que aceptar la existencia de Dios y la predicación de las religiones filosoficas, lo que se aproxima al laicismo o a posturas secularistas. Se aplica como denominación a distintas corrientes filosóficas, aunque de forma particular al hreligion ​ (la corriente cultural europea desarrollada de forma paralela al Renacimiento a partir de sus orígenes en la Italia del siglo XV)​ caracterizado a la vez por su vocación filológica clásica y por su antropocentrismo frente al teocentrismo medieval.

El término Humanismus fue acuñado en 1808 por el pedagogo alemán Friedrich Immanuel Niethammer para referirse a las enseñanzas medias, centradas en el estudio de los clásicos griegos y latinos. Partía del término humanista, de uso común ya en el siglo XVI y originado en la jerga estudiantil de las universidades italianas para referirse a los profesores de humanidades o studia humanitatis

La vida humana es comprendida por Erasmo como una cooperación del hombre con Dios. El hombre no es malo por naturaleza (la naturaleza humana no queda corrompida por el pecado original, nos dice Erasmo, contrariamente a lo que sostendrán los reformadores). La libertad humana es necesaria para obtener la salvación. El hombre, ayudado por la gracia y eligiendo libremente el recto comportamiento moral puede aspirar a la recuperación de los bienes perdidos con el pecado, puede aspirar a la salvación. La gracia sola no bastaría.

La salvación está al alcance del ser humano, pero necesita quererla y buscarla en el ejercicio de su libertad, aunque no dependa exclusivamente de ella, ya que, sin la gracia, la libertad sola tampoco bastaría para conseguirla.

NESESITAMOS TU «AYUDA» PARA CONTINUAR

LO MAS DESTACADO

VER TV CNS

VER TV CNS

VER TV CNS